La importancia de la gente – 10 cosas que desean nuestros colaboradores

En las grandes empresas normalmente encontramos áreas o departamentos encargados de la gestión del talento humano. Se dedican entre otras cosas a desarrollar al personal y mantenerlos alineados culturalmente y enganchados con la visión y los objetivos de la empresa. En las pequeñas y medianas empresas nos toca a los dueños o los principales ejecutivos pensar en estos aspectos tan importantes.

La mayoría de nosotros estuvimos en algún momento de nuestra carrera como empleados de alguna empresa antes de ascender en la escalera corporativa o de emprender un negocio por cuenta propia. Nos podemos trasladar en el tiempo y vivir de una manera muy real las expectativas que en esos momentos teníamos como parte de nuestro desarrollo profesional. Siempre tenemos una idea mas o menos clara de lo que debemos hacer sin embargo no es tan fácil ordenar de forma estructurada esas ideas e implementarlas de una forma simple en nuestra PYME.

En una pequeña y mediana empresa hay poco espacio para el mal uso del recurso humano que, por lo general, es uno de los recursos mas importantes. Es muy recomendable tratar de identificar qué es lo que desean nuestros colaboradores. Sobre todo, tratar de entender cuáles son las cosas que mantienen conectados racional y emocionalmente a los colaboradores de gran potencial. A continuación, una lista de 10 de esos aspectos que tanto desean los buenos colaboradores en cualquier empresa.

Conocer sus roles y responsabilidades:  Es fundamental para una persona que forma parte del equipo, conocer con claridad qué papel desempeña en la empresa, cómo contribuye a lograr los objetivos de la empresa, qué se espera de él o ella y cómo será medido en su desempeño, cuáles son los indicadores concretos que debe vigilar y los resultados que debe alcanzar. En general, debe tener las expectativas claras.

Utilizar sus talentos de la mejor manera posible: Todos tenemos fortalezas y debilidades. Muchas veces pasamos una gran parte de nuestra vida gerencial tratando de corregir las debilidades de las personas. A veces hasta repetimos este patrón con nuestros hijos. Particularmente creo que es mejor construir sobre las fortalezas, estar consciente de las debilidades, pero enfocarnos en nuestros talentos naturales. Cuando las personas están desempeñando funciones que se alinean con sus talentos naturales, por lo general hacen un mejor trabajo y además son mas felices. Nuestros colaboradores quieren estar en un sitio en el que puedan emplear sus mejores talentos, que puedan brillar.

Sentirse apreciados y valorados: Es importante para la gente saber que es algo mas que un número o una pieza del engranaje. Quieren ser tratados con respeto y ser apreciados como personas y valorados como profesionales. Es muy bueno que sepan que es así, no que se lo tengan que imaginar. Si esto además viene de los principales líderes, el impacto es mucho mayor.

Sentirse con retos: Reconociendo que puede haber gente con expectativas bajas y que rápidamente se pueden sentir a gusto en la zona de comodidad, los buenos colaboradores y aquellos con gran potencial quieren sentir que tienen un nivel de reto adecuado que los haga dar lo mejor de ellos. Quieren mejorar y crecer, enfrentar nuevos desafíos, no solamente cumplir con las tareas operativas que todo puesto puede tener.

Tener las herramientas, entrenamiento y autoridad adecuada para hacer su trabajo: Fijar unas expectativas altas y exigir un nivel alto de rendimiento es muy adecuado para desarrollar a la gente, pero debemos asegurarnos de que eso va acompañado del soporte adecuado. La gente requiere disponer de las herramientas adecuadas para su desempeño, muchas veces se puede requerir un nivel de entrenamiento adicional y un proceso de acompañamiento que le permita evolucionar, avanzar y alcanzar los resultados.

Contribuir de manera significativa: Los colaboradores quieren contribuir de forma importante con la empresa y para lograrlo deben saber que se espera de ellos. Esto parece muy fácil de identificar cuando la gente está en una actividad comercial o de producción donde podemos hasta encontrar resultados independientes que impactan directamente los de la empresa. Es nuestro rol como líderes de una PYME asegurarnos de que toda persona conozca como su trabajo influye en los resultados de la empresa y ayudarlos a que ese impacto sea lo mayor posible.

Tener la oportunidad de crecer y desarrollarse: Todos queremos alcanzar nuestro potencial. Cada oportunidad que exista en la empresa debe ser un llamado de atención para nosotros y revisar si hay algún colaborador que ya esté en la organización que pueda enfrentar ese reto. Por supuesto que debe tener las calificaciones, la actitud y el potencial. A veces es imperativo salir a buscar el talento afuera, porque no tenemos a nadie internamente con el perfil adecuado, porque la situación específica del mercado no nos otorga el tiempo necesario para ir mas despacio y lograr que el recurso interno crezca gradualmente o por cualquier otro motivo que consideremos. Es nuestra responsabilidad tomar la decisión que creamos mas adecuada para cada momento y evento, pero tengamos siempre presente las oportunidades de crecimiento interno. Además del crecimiento individual de la persona escogida, la sensación de oportunidad para el resto del equipo aumenta considerablemente el nivel de conexión con la empresa.

Estar conectados emocionalmente: Adicionalmente al componente racional que todos nuestros colaboradores analizan a la hora de evaluar su situación en la empresa, es muy importante el grado de conexión emocional que se logre. No solo debemos conectar con a cabeza, muchas veces el corazón es una mejor arma. Cada vez es mas importante para la gente sentir que forma parte de una empresa que tiene un propósito claro y es conocido por todos. Comprender como nuestros productos y/o servicios pueden impactar en nuestra comunidad, en nuestro país y en el mundo en general puede fortalecer los lazos emocionales. No hace falta añadir que la forma de hacer las cosas, el trato a todos los stakeholders, el cumplimiento de las leyes, la flexibilidad e incluso los pequeños detalles del día a día tienen un efecto importante en esta tan ansiada conexión emocional.

Tener un líder con carácter y un gerente competente apoyándolos: El papel del líder influye de una forma directa e importante en todos los colaboradores. No se trata sólo del líder máximo de la organización sino de todos los que forman parte del grupo ejecutivo. Los colaboradores quieren tener un líder integro y justo, que les muestre el camino y los acompañe; pero también quieren un gerente que domine los aspectos técnicos del negocio. Es una mezcla poderosa que no siempre se da.

Poder opinar de la dirección y objetivos de la empresa: Mientras mas potencial tiene la persona, mas le va a interesar que su voz sea escuchada. Quiere ser tomado en cuenta en las decisiones y generalmente tiene mucho que aportar porque están directamente en la ejecución, en la acción. Siempre tendremos la última palabra al ser los responsables de la organización, pero mostrarse abierto a escuchar las ideas y opiniones de nuestros colaboradores y añadir las que sean adecuadas a las decisiones finales tendrá un tremendo impacto en el compromiso e identificación de nuestros principales colaboradores.

No se trata de crear un club de amigos, ni de poner las necesidades de las personas por encima de las de la empresa. Se trata de tener un balance adecuado que permita que nuestro equipo se desarrolla y agregue su mejor aporte al crecimiento de la empresa. Haz un esfuerzo en hacer la cosas mas simples y mejores. Puedes contactarnos para que conozcas nuestras intervenciones en pequeñas y medianas empresas.

 

Santiago García Taboada es el Master Partner de la empresa The Growth Coach para España y Latino América y especialista en Planificación Estratégica.

 

 

Av Siena, Edificio MDX
Oficina 317, La Primavera, Cumbaya
Telef: +593 999 726 906
Email: info@bsimple.org
Quito, Ecuador

 

BE SIMPLE © 2022. All Rights Reserved.